Share

El Ejército Negro: "Nos va a llevar por varios momentos"

Este sábado 13 de agosto se cumple un año de la partida física del comandante Pil, día en que la agrupación dará un concierto homenaje con localidades agotadas.

El Ejercito Negro by Pilsen prepara varias sorpresas y anuncios de nuevas fechas, además del lanzamiento de un nuevo material discográfico. Actualmente, está integrado por ex Violadores Tucán Barauskas (voz y guitarra), Niño Khayatte (coros y bajo) y Antulio Pozzio (coros y batería) con la intención de continuar el legado; dónde la llama sigue prendida y donde Pil vive.

¿En qué momento se encuentra El Ejército Negro?

Tucán: Pese a que el proyecto arrancó hace unos meses, trabajó muchísimo y obtuvo excelentes resultados. En febrero avanzamos con el disco, más puntualmente en el tema "Juntos otra vez” y concretamos shows fuera y dentro del país. Por otro lado, nos ganamos la confianza de nuestra discográfica y un importante apoyo económico para plasmar las nuevas composiciones en un disco que se grabará en Romaphonic con un staff de técnicos increíbles. Ahora estamos abocados en la preparación y ensayos de los temas que lo conformarán. Dentro de los shows programados de acá a fin de año, se encuentra el homenaje a Pil que haremos este sábado 13 de agosto en Strummer. Durante septiembre tocaremos con Bulldog, Romanticistas y algunas bandas más en Uniclub; para terminar en noviembre con una presentación en un lugar muy importante.

¿Cómo se dio la unión entre los integrantes?

Antulio: Luego de lo sucedido con Pil, tuvimos un viaje a Bariloche para tratar de acomodar ideas. El río estaba revuelto y corríamos riesgos de sacar la piedra equivocada. Nuestro amigo y compañero Chinasky decidió seguir camino con su nueva banda, El fin del mundo. El Tucán ya venía con la idea en su cabeza y, luego del homenaje y presentación de "Carnes, tierras y sangre" en el Teatro de Flores con más de treinta invitados en escena, confirmamos la incorporación del Niño a esto que se hizo llamar El Ejército Negro. La onda que pegamos, el sonido y la respuesta de la gente lo confirmaron.

¿Cuál fue la musa inspiradora de los tracks seleccionados para el disco que está próximo a lanzarse?

Tucán: En cuanto a la lírica del nuevo material, estará compuesta por doce canciones. Cuatro de ellas las hizo Pil, las demás letras se gestaron durante estos meses. En sí no hay una musa inspiradora, las letras hablan de las cosas que nos pasan desde la geopolítica, a lo más cotidiano. Con respecto a la música, seguimos con la misma impronta que veníamos haciendo en los últimos discos. La variedad es muy amplia, siempre incursionando en otros géneros para llevarlos a nuestro terreno como propio.

¿Cuál fue la búsqueda sonora del primer corte adelanto y de qué manera acompaña el videoclip?

Tucán: La canción es netamente celta y escosés con punk; lograr un sonido así es un desafío muy grande y creemos haberlo logrado en el primer avance del nuevo disco. La inclusión de gaitas, banjo y whistle le dan un plus increíble, superando lo que imaginábamos, pero también está pensada para que rinda igual en un power trio. Estamos muy contentos con los resultados y más que ansiosos de arrancar a grabar el disco entero.

¿Cómo se traslada la propuesta integral al vivo?

Niño: El vivo es para el músico el momento sublime, donde todo el esfuerzo y el trabajo dan sus frutos. En nuestro caso, eso se potencia por la química que hay entre los tres y el enorme apoyo y agite que recibimos de la gente; lo que hace un combo explosivo y te pone en un estado de euforia permanente. Los shows del Ejército son muy crudos y al palo, pero sin perder calidad. Nos preocupamos por cada detalle (arreglos, coros, climas, etc), y al tener un set list tan grande, podemos ir mechando diferentes canciones en cada show. Obviamente, se van a ir sumando cada vez más canciones con la salida del nuevo disco.

¿Tienen alguna cábala?

Antulio: En lo personal, no tengo ninguna cábala antes de subir al escenario. Apostamos mucho al trabajo diario para lograr que la banda vaya creciendo día a día. Tanto nosotros tres que hacemos la música, como nuestros asistentes, quien maneja la prensa, el merchandising y la discográfica que nos apoya. Las cábalas son para la suerte, la cual tratamos de tener a nuestro favor en base al trabajo constante y en equipo.

¿Qué nos pueden adelantar de la presentación en Strummer y los objetivos para este año?

Niño: Por supuesto que va a tener un plus especial. Si bien dejamos todo en cada show, se cumple un año de la partida de nuestro querido Pil, lo cual nos va a llevar al show por varios momentos; pasando por Los Violadores, Pilsen y también vamos a adelantar más canciones del disco que en estos días entramos a grabar en Romaphonic. Va a salir por el sello RGS, que nos dio un apoyo económico muy importante (cosa rara, hoy en día), así que vamos a poder hacerlo de inmediato y con el más alto nivel de calidad. Tenemos muchos shows por delante, giras por el interior y el exterior. Terminaremos el año en un lugar muy lindo e importante, para luego tomarnos unas merecidas vacaciones y volver a arrancar al año siguiente.